Los combustibles en contacto con el aire y temperatura se deterioran disminuyendo su rendimiento en motores y calderas. Aderco los mantiene en perfecto estado de uso.

Los combustibles expuestos a temperaturas y en contacto con el aire (oxigeno) sufren deterioros o envejecimientos . En el caso de la gasolina esto se denomina  ´Oxidaciones´.

Una gasolina envejecida o oxidada disminuye su octanage lo que provocará una mala detonación en el motor y por lo tanto una mala combustión.

los gasóleos o gasolinas con Tecnología Aderco están protegidos contra estos episodios de envejecimiento y mantendré el combustibles por largo periodos de tiempo almacenados sin que me disminuya las cualidades o propiedades de estos en la combustión.