La mejor combustión y ausencia de carbonillas en el interior del motor proporciona una mejor refrigeración y por lo tanto la temperatura de éste es más estable.

Vigilar la temperatura del motor de combustión interna es básico para pulsar el estado de este y no llevarlo a situaciones límites que pudiera provocar un exceso de temperatura y por tanto una avería costosa.

La Tecnología Aderco mantiene ayuda a reducir la temperatura de combustión gracias a una excelente atomización y por consiguiente a una refrigeración uniforme de esta .

Un motor con una temperatura adecuada según sus características significa más vida para este.